Imagen de Ruben Hidalgo. Fisioterapeuta a domicilio en Cuenca
Rubén Hidalgo
Fisioterapeuta especializado en servicios de fisioterapia deportiva, terapia manual y rehabilitación neurológica

Saludos, soy Rubén Hidalgo, fisioterapeuta especializado en la salud pélvica. Hoy quiero compartir con vosotros una guía completa sobre cómo fortalecer vuestro suelo pélvico mediante los ejercicios de Kegel. Con la práctica correcta y constante, podréis experimentar una mejora significativa en vuestra salud íntima.

Empecemos por entender qué son los ejercicios de Kegel y cómo pueden beneficiar tanto a hombres como a mujeres. Estos ejercicios están diseñados para fortalecer la musculatura del suelo pélvico, aportando soluciones a problemas tan comunes como la incontinencia urinaria. Un entrenamiento de Kegel de nivel superior puede marcar la diferencia en tu calidad de vida.

¿Qué son y cómo realizar los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel son una serie de movimientos enfocados en fortalecer los músculos del suelo pélvico. Estos músculos soportan órganos vitales como la vejiga y el intestino, y en las mujeres, también el útero. La correcta ejecución de un entrenamiento de Kegel de nivel superior implica la identificación y activación consciente de estos músculos, evitando involucrar zonas como el abdomen o los glúteos.

Para hacer los ejercicios de Kegel correctamente, debes localizar primero tus músculos pélvicos. Esto lo puedes lograr intentando detener el flujo de orina a mitad del proceso. Esa contracción que sientes es la que debes replicar durante el ejercicio. Recuerda siempre que la técnica es más importante que la cantidad de contracciones realizadas.

Una vez identificados, contrae los músculos durante unos segundos y luego relájalos. Debes repetir este proceso varias veces al día, procurando no contener la respiración ni tensionar otras partes del cuerpo. Una rutina avanzada de Kegel para suelo pélvico puede incluir distintas duraciones y ritmos de contracción.

Es vital que, a medida que avanzas en tu práctica, incrementes gradualmente la intensidad y duración de los ejercicios. El objetivo es llegar a contracciones más prolongadas y potentes que fortalezcan efectivamente la zona.

¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios de Kegel?

El fortalecimiento pélvico proporciona numerosos beneficios para la salud íntima y general. Entre ellos, la mejora de la incontinencia urinaria y fecal, el aumento de la estabilidad del núcleo corporal y una mejora notable en la función sexual tanto en hombres como en mujeres.

Además, los ejercicios de Kegel de nivel superior son especialmente útiles durante el embarazo y el posparto, ayudando a la recuperación y previniendo el prolapsos de órganos pélvicos.

  • Prevención y tratamiento de la incontinencia urinaria y fecal.
  • Mayor control sobre la vejiga y el intestino.
  • Mejora en la salud sexual y placer.
  • Recuperación tras el parto.
  • Fortalecimiento del core y mejora de la postura.

Es importante mencionar que, aunque los resultados pueden variar de una persona a otra, la consistencia y la correcta ejecución son elementos clave para alcanzar estos beneficios.

Guía para iniciar ejercicios de Kegel en casa

Comenzar una rutina de ejercicios de Kegel en casa es simple y no requiere de equipo especial. Aquí te dejo algunos pasos para iniciar:

  1. Encuentra una posición cómoda. Puedes estar acostado, sentado o de pie.
  2. Contrae los músculos del suelo pélvico, como si intentaras detener el flujo de orina.
  3. Mantén la contracción durante 3-5 segundos y luego relaja durante otros 3-5 segundos.
  4. Repite este proceso para completar una serie de 10 repeticiones.
  5. Realiza al menos tres series al día.

Recuerda que la calidad es más importante que la cantidad. Enfócate en realizar cada contracción de manera correcta y no te desanimes si al principio no puedes mantenerlas por mucho tiempo o sientes que no tienes suficiente fuerza. Con el tiempo y la práctica, mejorarás.

¿Con qué frecuencia debo practicar los ejercicios de Kegel?

La frecuencia ideal para la práctica de los ejercicios de Kegel varía según la persona y sus objetivos. Sin embargo, se recomienda realizarlos a diario para obtener resultados óptimos. Comienza con al menos una o dos sesiones al día y aumenta progresivamente a medida que tus músculos se fortalezcan.

Es esencial que adoptes los ejercicios de Kegel como una rutina permanente en tu vida, no solo como una solución temporal a un problema específico. La constancia es la clave para mantener un suelo pélvico fuerte y saludable a largo plazo.

Recuerda que la mejora del suelo pélvico con entrenamiento de Kegel es un proceso gradual. Puedes esperar ver mejoras después de varias semanas de práctica continua, pero es importante no apresurarse y respetar los tiempos de tu cuerpo.

Errores comunes al practicar ejercicios de Kegel

Al realizar los ejercicios de Kegel, es común cometer algunos errores que pueden disminuir su efectividad o incluso causar daño. A continuación, te menciono los más comunes:

  • Contracción de músculos incorrectos, como los abdominales, glúteos o muslos.
  • No mantener una respiración adecuada durante las contracciones.
  • Realizar los ejercicios con la vejiga llena, lo que puede aumentar el riesgo de infecciones urinarias.
  • Excederse en las repeticiones o la intensidad demasiado pronto.

Evitar estos errores es fundamental para garantizar una práctica segura y efectiva. Por eso, siempre enfatizo la importancia de la técnica por encima del número de repeticiones.

Ejercicios de Kegel para mujeres embarazadas: ¿Qué deberías saber?

Para las mujeres embarazadas, los ejercicios de Kegel son especialmente beneficiarios. Durante el embarazo, el peso adicional ejerce presión sobre el suelo pélvico, y fortalecerlo puede prevenir problemas tanto durante el embarazo como en el posparto.

Es recomendable que, antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios de Kegel, las mujeres embarazadas consulten con su médico o un fisioterapeuta especializado para recibir orientación personalizada. Esta precaución garantiza la seguridad de la madre y del bebé.

Una rutina adaptada y suave puede ayudar a preparar el cuerpo para el parto y a recuperarse más rápidamente tras el nacimiento. Además, puede reducir el riesgo de incontinencia urinaria, que es común durante y después del embarazo.

Algunos consejos para maximizar resultados con Kegel durante el embarazo incluyen ser consciente de los cambios en tu cuerpo, no sobreesforzarte y ser regular en tu práctica.

Preguntas relacionadas sobre ejercicios de Kegel

¿Cuánto tiempo hay que práctica los ejercicios Kegel para ver resultados?

Los beneficios de los ejercicios de Kegel suelen comenzar a notarse entre las 4 y 6 semanas de práctica regular. La clave está en la constancia y en la correcta realización de los ejercicios diariamente, enfocándose en la técnica para obtener los mejores resultados.

Recuerda que cada persona es diferente y, por lo tanto, los tiempos pueden variar. No te desanimes si tardas un poco más en notar mejoras.

¿Cómo hacer los ejercicios de Kegel correctamente?

Para garantizar que estás haciendo los ejercicios de Kegel de forma efectiva, asegúrate de identificar correctamente los músculos del suelo pélvico. Una vez localizados, practica la contracción y relajación en ciclos de 3 a 5 segundos, intentando realizar unas 10 repeticiones en serie, varias veces al día.

Una técnica adecuada incluye no contraer los músculos abdominales o glúteos y mantener una respiración regular y constante durante el ejercicio.

¿Qué ejercicio de Kegel es mejor?

No hay un único "mejor" ejercicio de Kegel; lo importante es encontrar la rutina que mejor se adapte a tu nivel de fuerza y a tus necesidades. La personalización es clave para lograr un entrenamiento de Kegel de nivel superior.

Para los principiantes, es recomendable empezar con las contracciones básicas y, a medida que se gana fuerza, añadir variaciones y aumentar la resistencia gradualmente.

¿Cuál es el mejor aparato para fortalecer el suelo pélvico?

Entre los dispositivos más recomendados para fortalecer el suelo pélvico están los ejercitadores con biofeedback, como el Elvie Trainer. Estos aparatos son valorados por su capacidad de proporcionar retroalimentación en tiempo real, lo cual ayuda a mejorar la técnica y el seguimiento del progreso.

Elige siempre dispositivos que sean recomendados por profesionales y que se ajusten de manera cómoda a tu cuerpo.

Cerraré esta guía con un video que he seleccionado especialmente para complementar esta información:

Espero que esta información os sea útil para comenzar o mejorar vuestra rutina de ejercicios de Kegel. Recordad, la constancia y la técnica correcta son vuestros mejores aliados para un suelo pélvico fuerte y saludable.

Otros artículos

Gracias por visitar nuestro blog y por interesarse en los contenidos que ofrecemos. Queremos recordarle que cualquier información o pauta que pueda encontrar en nuestro blog está destinada únicamente con fines educativos e informativos y no tiene como objetivo reemplazar la opinión o el consejo de un profesional médico o fisioterapeuta.
Por lo tanto, si está considerando seguir alguna de las pautas que se presentan en nuestro blog, le recomendamos encarecidamente que consulte primero con su médico o fisioterapeuta para determinar si es seguro y apropiado para su condición física y de salud. Cada persona es única y puede requerir un enfoque personalizado en su tratamiento.

Tormo Studio participa en el Programa de asociados de Amazon Services LLC, un programa de publicidad de afiliados diseñado para proporcionar un medio para que los sitios ganen tarifas de comisión mediante la publicidad y los enlaces.

crossmenu