Imagen de Ruben Hidalgo. Fisioterapeuta a domicilio en Cuenca
Rubén Hidalgo
Fisioterapeuta especializado en servicios de fisioterapia deportiva, terapia manual y rehabilitación neurológica

Hola, soy Rubén Hidalgo, fisioterapeuta con experiencia en el desarrollo motor infantil. Hoy quiero hablarles sobre un tema que preocupa a muchos padres: por qué el uso del andador puede ser dañino para tu bebé. Muchos piensan que es una herramienta útil para aprender a caminar, pero las evidencias y recomendaciones médicas sugieren lo contrario.

Los andadores para bebés, aunque populares, han sido objeto de debate entre expertos en salud infantil debido a las consecuencias negativas que pueden tener en el desarrollo y la seguridad de los pequeños. Permítanme compartir con ustedes por qué es mejor evitarlos y qué alternativas seguras pueden utilizar.

Consecuencias del uso del andador en bebés

El uso de andadores puede parecer beneficioso a primera vista, pero en realidad, puede ocasionar serios problemas. Desde retrasos en el desarrollo motor hasta riesgos de lesiones son posibles consecuencias. Lesiones por caídas o vuelcos cuando el bebé se desplaza en un andador pueden llevar a visitas de emergencia al hospital.

Además, los bebés en andadores pueden alcanzar objetos peligrosos o sustancias tóxicas, incrementando el riesgo de intoxicación o asfixia. Otro aspecto preocupante es que afectan el patrón natural de aprendizaje al caminar, ya que permiten a los bebés moverse antes de estar físicamente preparados para ello.

Estudios han demostrado que los andadores pueden incluso alterar el desarrollo de la cadera y la postura correcta, ya que favorecen un tipo de movilidad en la que los bebés se apoyan más en las puntas de los pies. Esto puede resultar en un caminar de puntillas cuando comienzan a dar pasos sin ayuda.

Mitos y realidades de los andadores para bebés

Aunque existen mitos que defienden el uso de andadores, como la creencia de que estimulan la capacidad de caminar más rápido, la realidad es que pueden ser contraproducentes. Los andadores no ofrecen ningún beneficio real en el desarrollo motor del bebé y, por el contrario, plantean riesgos significativos que no pueden ser ignorados.

Otro mito común es que los andadores son seguros si hay supervisión adulta. Sin embargo, los accidentes pueden ocurrir en un instante, incluso bajo vigilancia. Los bebés pueden desplazarse rápidamente y acceder a zonas peligrosas antes de que los adultos tengan tiempo de reaccionar.

La realidad es que el andador no enseña a los bebés a caminar; simplemente les permite moverse antes de que su cuerpo esté listo para soportar su peso y mantener el equilibrio. Esto puede llevar a un desarrollo muscular y óseo inadecuado.

Alternativas seguras a los andadores para bebés

En lugar de utilizar andadores, existen varias alternativas más seguras que pueden promover el desarrollo adecuado y seguro de los bebés. Los correpasillos, por ejemplo, son una opción que permite al bebé ejercitar sus piernas y mejorar su equilibrio mientras aprende a caminar sin restringir su movilidad natural.

  • Colchonetas de actividades que estimulan la movilidad y la exploración segura del entorno.
  • Sillas altas con juguetes incorporados que fomentan la habilidad de alcanzar y agarrar.
  • Centros de actividad estacionarios que permiten que el bebé se mantenga de pie y juegue sin riesgo de desplazarse a zonas peligrosas.

Es importante permitir que los bebés sigan su propio ritmo de aprendizaje, ofreciéndoles oportunidades para explorar su entorno y promover el juego activo para estimular su curiosidad y movimiento de manera segura.

Recomendaciones de pediatras sobre los andadores

La Sociedad Valenciana de Pediatría y la Academia Americana de Pediatría desaconsejan fuertemente el uso de andadores. Estas organizaciones recomiendan fomentar el tiempo boca abajo y el juego libre sobre superficies planas y seguras como alternativas para fortalecer los músculos necesarios para el gateo y los primeros pasos.

Los pediatras también sugieren interactuar con los bebés a través de juegos que promuevan el desarrollo motor y cognitivo, como sostener objetos para incentivar que se levanten por sí mismos.

Además, se recomienda prestar atención a los hitos del desarrollo individual de cada bebé y no forzar etapas que aún no están preparados para alcanzar. Cada niño tiene su propio tiempo y debe ser respetado para asegurar un crecimiento saludable.

Diferencias entre andadores y correpasillos

Los andadores y correpasillos son a menudo confundidos, pero tienen diferencias significativas. Mientras que los andadores sostienen al bebé desde arriba, permitiendo que sus pies toquen el suelo y se desplacen, los correpasillos requieren que el bebé empuje con sus propias piernas, lo que ayuda a desarrollar la fuerza y el equilibrio necesarios para caminar.

El correpasillos actúa como un soporte que el niño puede usar para mantener el equilibrio mientras aprende a regular su movimiento y velocidad. Esta herramienta es más adecuada para bebés que ya se ponen de pie y tienen un control adecuado de su torso y piernas.

Es esencial entender estas diferencias para elegir la herramienta adecuada que apoye el desarrollo del bebé en lugar de ponerlo en situaciones de riesgo.

Cómo deben aprender a caminar los bebés

Los bebés deben aprender a caminar a su propio ritmo y a través de la exploración y el juego. Proporcionarles un entorno seguro donde puedan desplazarse libremente es esencial.

Además, fomentar el gateo y ofrecer apoyo cuando el bebé se levanta por sí mismo son prácticas recomendables. El gateo es una etapa importante que ayuda a desarrollar la coordinación y la fuerza muscular necesaria para los siguientes pasos.

Es importante animar al bebé a pararse y caminar tomándolo de las manos en lugar de usar dispositivos que lo hagan por ellos. Esto garantiza que el bebé desarrolle la confianza y las habilidades motoras adecuadas para caminar cuando esté listo.

Preguntas relacionadas sobre la seguridad y desarrollo de los bebés

¿Por qué no es bueno el andador para bebés?

El uso del andador no es bueno para los bebés porque aumenta el riesgo de accidentes y puede causar lesiones graves. Además, retrasa su desarrollo motor natural al no permitir que realicen los movimientos de gateo y exploración que son esenciales para el aprendizaje de habilidades motoras más complejas como caminar.

El andador puede hacer que el bebé dependa del soporte externo para desplazarse, lo que inhibe el desarrollo de la fuerza muscular necesaria para sostener su cuerpo y mantener el equilibrio de forma independiente.

¿Qué hace el andador a los bebés?

Además de incrementar el riesgo de accidentes, el andador puede alterar el desarrollo adecuado de las habilidades motoras de los bebés. Estos dispositivos les permiten moverse antes de que sus cuerpos estén listos, lo que puede generar un patrón de marcha anormal y afectar la alineación de sus caderas y piernas.

El andador también puede llevar a que el bebé desarrolle una preferencia por estar de pie y moverse de maneras que no son naturales o beneficiosas para su crecimiento y desarrollo muscular.

¿Qué dicen los pediatras de las andaderas?

Los pediatras advierten sobre los peligros de los andadores y los desaconsejan. La recomendación general es optar por métodos de estimulación más seguros y naturales que respeten las etapas del desarrollo motor del bebé. Sugerencias como el tiempo boca abajo, el juego libre y los correpasillos son ejemplos de alternativas que apoyan un crecimiento saludable.

Si se sospecha de cualquier retraso en el desarrollo o si hay dudas sobre cómo apoyar a los bebés en su camino hacia el caminar independiente, los pediatras instan a consultar a un especialista.

¿Cuánto tiempo puede estar un bebé en un andador?

A pesar de que algunos padres aún utilizan andadores, la recomendación actual es evitar completamente su uso. No hay un tiempo seguro establecido para su uso, dado que los riesgos asociados son significativos y pueden ocurrir en cualquier momento, incluso durante un uso breve y bajo supervisión.

En lugar de centrarse en el tiempo que un bebé puede pasar en un andador, es preferible buscar actividades de desarrollo y juego que sean seguras y contribuyan a su crecimiento saludable.

Como fisioterapeuta, sugiero que los padres consulten con su pediatra y consideren la información proporcionada por entidades como la Academia Americana de Pediatría antes de tomar decisiones sobre herramientas de aprendizaje para caminar. Recordemos que la seguridad y un desarrollo sano de nuestros pequeños es siempre la prioridad.

Otros artículos

Gracias por visitar nuestro blog y por interesarse en los contenidos que ofrecemos. Queremos recordarle que cualquier información o pauta que pueda encontrar en nuestro blog está destinada únicamente con fines educativos e informativos y no tiene como objetivo reemplazar la opinión o el consejo de un profesional médico o fisioterapeuta.
Por lo tanto, si está considerando seguir alguna de las pautas que se presentan en nuestro blog, le recomendamos encarecidamente que consulte primero con su médico o fisioterapeuta para determinar si es seguro y apropiado para su condición física y de salud. Cada persona es única y puede requerir un enfoque personalizado en su tratamiento.

Tormo Studio participa en el Programa de asociados de Amazon Services LLC, un programa de publicidad de afiliados diseñado para proporcionar un medio para que los sitios ganen tarifas de comisión mediante la publicidad y los enlaces.

crossmenu