Imagen de Ruben Hidalgo. Fisioterapeuta a domicilio en Cuenca
Rubén Hidalgo
Fisioterapeuta especializado en servicios de fisioterapia deportiva, terapia manual y rehabilitación neurológica

Hola, soy Rubén Hidalgo, fisioterapeuta profesional, y hoy quiero hablarles sobre un tema que afecta a muchas personas: la protrusión discal. Entender qué es, cuáles son sus causas y síntomas, y cómo se puede tratar, es fundamental para aquellos que padecen esta condición y buscan mejorar su calidad de vida.

Si alguna vez te has preguntado qué significa la protrusion discal subligamentosa, estás en el lugar correcto. A continuación, desglosaré todo lo que necesitas saber sobre esta lesión de la columna vertebral.

¿Qué es una protusión discal?

La protrusión discal ocurre cuando el disco intervertebral, que actúa como un amortiguador entre las vértebras, se deforma y sobresale más allá de sus límites normales. Aunque esta condición puede aparecer en cualquier parte de la columna, las áreas cervical y lumbar son las más comunes.

Se considera subligamentosa cuando el disco protuberante se mantiene contenido por los ligamentos que rodean la columna vertebral, sin romperse completamente a través de ellos. Esto significa que, a pesar del desplazamiento del disco, no llega a producirse una hernia discal completa.

Este tipo de lesión puede provocar presión sobre las raíces nerviosas cercanas, lo que conduce a dolor y posiblemente a otros síntomas neurológicos.

Causas de la protusión discal

Las causas de la protrusión discal son variadas, pero generalmente están relacionadas con el proceso de envejecimiento y el desgaste del disco intervertebral. El núcleo pulposo puede perder hidratación y elasticidad con el tiempo, lo que lleva a una mayor susceptibilidad a las lesiones.

  • Envejecimiento: Con el tiempo, los discos intervertebrales pueden deshidratarse y perder su flexibilidad.
  • Levantamiento inadecuado: Utilizar una técnica incorrecta al levantar objetos pesados puede ejercer una presión excesiva sobre la columna.
  • Traumatismos: Los accidentes pueden causar daños directos a los discos.
  • Sobrepeso: El exceso de peso aumenta la carga sobre los discos, especialmente en la región lumbar.
  • Movimientos repetitivos: Actividades que involucran movimientos repetitivos o vibraciones pueden contribuir al desarrollo de protrusiones discales.

Síntomas de la protusión discal

Los síntomas de la protrusión discal pueden variar ampliamente dependiendo de su ubicación y severidad. No todos los casos presentan síntomas evidentes.

Algunos pacientes experimentan dolor agudo en la espalda, que puede irradiarse hacia las extremidades. También pueden surgir síntomas como hormigueo, debilidad muscular o, en casos más graves, problemas de control de la vejiga o intestinos.

Es importante reconocer que la protrusión discal subligamentosa no siempre produce dolor, y muchas personas pueden vivir sin saber que tienen esta condición hasta que se realiza un diagnóstico por otra razón.

Diagnóstico de la protusión discal

El diagnóstico de una protrusión discal generalmente comienza con un examen físico y revisión del historial médico del paciente. El médico puede solicitar pruebas de imagen como una resonancia magnética (MRI) o tomografía computarizada (CT) para obtener imágenes detalladas de la columna vertebral y los discos.

Estas pruebas ayudan a determinar la ubicación exacta de la protrusión y a evaluar la gravedad de la compresión de los nervios o el canal medular.

Recuerda visitar un especialista si experimentas síntomas persistentes de dolor de espalda o cuello para obtener un diagnóstico preciso y oportuno.

Tratamientos para la protusión discal

El tratamiento para la protrusión discal varía según la gravedad de los síntomas y el impacto en la calidad de vida del paciente. A menudo, se inicia con un enfoque conservador que incluye descanso, medicación para el dolor y la inflamación, y terapia física.

El tratamiento fisioterapéutico de la protrusión discal puede incluir ejercicios específicos para mejorar la flexibilidad y fortalecer los músculos que soportan la columna vertebral. Además, técnicas como la tracción espinal o la terapia manual pueden ser beneficiosas.

En los casos donde los tratamientos conservadores no son efectivos y los síntomas persisten o empeoran, la cirugía puede ser una opción. Los procedimientos quirúrgicos varían, pero pueden incluir la discectomía o la fusión espinal.

Diferencia entre protusión y hernia discal

A menudo surge confusión entre los términos protrusión discal y hernia discal. La diferencia clave radica en la extensión del daño al disco. En la protrusión, el núcleo pulposo permanece contenido por el anillo fibroso y los ligamentos, mientras que en una hernia, hay una ruptura que permite que el material del núcleo salga completamente del disco.

La hernia discal tiende a ser más grave y a menudo produce síntomas más intensos debido a la mayor probabilidad de compresión nerviosa.

Cómo prevenir la protusión discal

Prevenir la protrusión discal implica adoptar hábitos saludables y hacer cambios en el estilo de vida:

  • Mantén un peso saludable para reducir la presión sobre los discos de la columna.
  • Practica una buena postura, especialmente si trabajas sentado durante largos períodos.
  • Realiza ejercicios regularmente para fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen.
  • Evita levantar objetos pesados de manera incorrecta. Usa tus piernas, no tu espalda, para levantar.

Preguntas relacionadas sobre la protusión discal y sus implicancias

¿Qué tan grave es una protrusión discal?

La gravedad de una protrusión discal puede variar, y no todas las protrusiones causan síntomas o dolor. Sin embargo, cuando se comprimen las raíces nerviosas, puede haber dolor significativo y disminución de la calidad de vida.

Es importante abordar la protrusión discal con un profesional de la salud para determinar el mejor curso de acción y prevenir complicaciones.

¿Qué grado de discapacidad tiene una protusión discal?

La discapacidad derivada de una protrusión discal depende de su severidad y de cómo afecta las actividades diarias del individuo. En algunos casos, puede haber poco o ningún impacto en la capacidad para realizar tareas cotidianas, mientras que en otros, puede haber una discapacidad significativa.

Una valoración médica detallada es esencial para determinar el grado de discapacidad y las adaptaciones o tratamientos necesarios.

¿Cuánto tiempo tarda en curarse una protusión discal?

El tiempo de recuperación de una protrusión discal varía de persona a persona. En general, un enfoque conservador puede llevar varias semanas o meses para aliviar los síntomas. La recuperación completa puede requerir un programa de rehabilitación más prolongado.

En los casos que requieren cirugía, el tiempo de recuperación puede ser más extenso y también dependerá del tipo de procedimiento realizado y de la rehabilitación post quirúrgica.

¿Cómo tratar una protrusión discal?

El tratamiento de una protrusión discal debe ser individualizado y puede incluir terapia física, medicamentos y, en algunos casos, intervenciones quirúrgicas. La terapia física es un componente crucial para mejorar la movilidad y fortalecer las estructuras de soporte de la columna.

El tratamiento quirúrgico suele ser el último recurso y se considera cuando los síntomas son severos y no han respondido a otros tratamientos.

Para más información sobre cómo manejar y tratar las protrusiones discales, recomiendo consultar fuentes confiables y especializadas como Spine-Health.

Otros artículos

Gracias por visitar nuestro blog y por interesarse en los contenidos que ofrecemos. Queremos recordarle que cualquier información o pauta que pueda encontrar en nuestro blog está destinada únicamente con fines educativos e informativos y no tiene como objetivo reemplazar la opinión o el consejo de un profesional médico o fisioterapeuta.
Por lo tanto, si está considerando seguir alguna de las pautas que se presentan en nuestro blog, le recomendamos encarecidamente que consulte primero con su médico o fisioterapeuta para determinar si es seguro y apropiado para su condición física y de salud. Cada persona es única y puede requerir un enfoque personalizado en su tratamiento.

Tormo Studio participa en el Programa de asociados de Amazon Services LLC, un programa de publicidad de afiliados diseñado para proporcionar un medio para que los sitios ganen tarifas de comisión mediante la publicidad y los enlaces.

crossmenu